VIDEO BATHORY

Hola compañeros. Les dejo un enlace en el que podrán ver a Elizabeth Bathory, la aristócrata sobre la que les hable en una entrada anterior. En el video comprobareis la verdad sobre la violencia que ejercía sobre las doncellas. Para mas información podéis consultar mi entrada.

Disfrutadlo.

Advertisements

Erzsebet Bathory

Esta aristócrata húngara nació en 1560 en Nyirbator, actual Hungría. Antes de los seis años sufría constantes ataques de epilepsia. A la edad de 11 años fue comprometida con su primo Ferenc Nadasdy. Recibió una buena educación y hablaba perfectamente el húngaro, el latín y el alemán. A la edad de 15 años se caso con su primo. En 1598 nació su único hijo, Pablo. Los dos esposos apenas se veían debido a las constantes guerras. Cuando Erzsebet tenia 44 años, Ferenc murió en una batalla. Erzsebet era muy rica e incluso apoyo a su primo Gabor cuando este se convirtió en príncipe de Transilvania.

La leyenda cuenta que era una obsesionada de la belleza y utilizaba la sangre de sus sirvientas para mantener la juventud. Se burlo de una anciana y esta la maldijo. Las leyendas sobre el canibalismo aseguran que beber sangre mantenía la eterna juventud. Tras recibir un tirón de una de sus sirvientas, al parecer de forma involuntaria, la condesa le reventó la nariz y la sangre la salpico. Al beberla sintió que rejuvenecía y ordeno la muerte de la muchacha y posteriormente bebió su sangre. Entre 1604 y 1610 tomo a docenas de jóvenes. la población comenzó a darse cuenta de que algo ocurría. Pero a Elizabeth le aseguraron de que no ocurría nada. Cometió el error de tomar hijas pertenecientes a la nobleza. Finalmente fue descubierta tras la huida de una joven. Fue encerrada en su castillo y su visión al exterior tapada. La hallaron muerta en 1614.

La cigüeña.

A continuación vamos a pasar a comentar el método de tortura de la cigüeña. Se trata de uno de los instrumentos más agónicos e insidiosos a la hora de aplicar tormentos a un procesado, a pesar de que no se percibe a simple vista el dolor que sufre el individuo. Consistía en un instrumento de hierro que sujetaba al condenado por el cuello, manos y tobillo, y lo sometía a una posición incómoda que provocaba calambres en los músculos rectales y abdominales propagándose a las pocas horas por todo el cuerpo. Esto terminaba en un dolor tormentoso que iba localizándose gradualmente en distintas zonas del cuerpo; primero de los músculos abdominales y rectales, luego de los pectorales, cervicales y de las extremidades.El núcleo del dolor se concentraba en el abdomen y la cavidad rectal, haciendo  la situación insoportable y obligando a confesar. Incluso, en muchos casos, mientras se tenía en esta más que incómoda posición a las personas procesadas, estas eran golpeadas, mutiladas o incluso quemadas con hierros por los torturadores.

La Cuna de Judas

Vaya nombrecito. Este castigo se basaba en dejar caer a la victima sobre una pirámide puntiaguda. Era utilizado para obtener confesiones. El nombre hace referencia al apóstol que traicionó a Jesucristo. En este instrumento si el condenado se dormía durante el interrogatorio caía sobre el saliente y le provocaba unas heridas importantes. En fin mas os vale no quedaros dormidos cuando os interroguen los del Santo Oficio. Pensándolo bien, mas vale morir así a que te estuviesen torturando con otra cosa. El ejemplar se halla en el museo de Friburgo en Alemania. La invención se ha atribuido a un jurista de la ciudad de Bolonia llamado Ippolito Marsili.

http://es.wikipedia.org/wiki/Cuna_de_Judas